Logotipo Amantel Catering
Consulta on-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cómo servir en un catering

El catering es uno de los servicios más importantes en la hostelería moderna que triunfa en todos los eventos que se organizan, bodas, banquetes, reuniones de empresa, acontecimientos sociales, etc. Por eso es importante ser buenos profesionales y organizarlos de forma escrupulosa para estar al nivel de las expectativas.
Como servir en un catering
El servicio de catering provee de comida, bebida, vajilla, cubertería y demás complementos a los eventos y presentaciones que se pueden organizar.

Existen muchos salones de fiestas, hoteles y empresas que proporcionan junto con el servicio, sus instalaciones que sirven para albergar bodas, banquetes y demás acontecimientos de carácter social o empresarial con el fin de que los invitados estén bien atendidos y se diviertan.

Por supuesto que un buen servicio de catering cuenta con cocineros, camareros y personal de limpieza que se encargará de recoger todo y dejar el local exactamente como estaba antes de la fiesta.

Cuando se habla de catering el servicio puede ir desde un sencillo desayuno con su café, infusiones, zumos, bollería, cupcakes, etc. hasta un banquete, boda, es decir, lo que es la organización de un evento de restauración con sus cocineros, camareros, incluso aportando decoración, disposición de mesas e iluminación del local.

La empresa de catering debe preocuparse de todas las solicitudes del cliente y si no, preguntar, por ejemplo:
Tipo de comida: Posibles dietas, condicionantes religiosos, intolerancias y alergias...
Alquiler: Mesas, sillas, cristalería, cubiertos... Salones, zona de baile, carpas, etc. Muchas empresas no incluyen en el precio montar y desmontar la instalación.
Personal de servicio: Según el tipo de catering habrá unos profesionales u otros. Será necesario un chef, el gerente, jefe de sala, camareros, ayudante de cocina, barman... Si se trata de una cena a la carta hará falta más personal que en un buffet, por ejemplo.

Otro punto que es necesario tener en cuenta es el servicio de catering que se va a ofrecer para hacerlo de una forma profesional. Nos podemos encontrar con un desayuno de trabajo, el coffee break, brunch, aperitivo, un vino de honor, un cocktail, buffet, banquete, etc.

Y en cada caso la presentación, medios, personal y comida son diferentes en cantidad, pero nunca en calidad que siempre será excepcional.

El protocolo en la hostelería

Existen numerosas formas de servir una mesa, pero siempre hay una serie de claves comunes que ayudan en todos los casos.

Tenemos lo que se puede llamar un protocolo para la hostelería y restauración que es un ordenamiento jerarquizado de quienes asisten a un acto público, donde se regulan los símbolos, distinciones y honores del mismo para que todo se desarrolle convenientemente y sea un éxito.

También se puede hablar de protocolo social que es un conjunto de pautas no escritas que permiten saber estar ante cualquier circunstancia o personas de forma correcta.

Dominar el protocolo en la hostelería supone alcanzar la excelencia ante el cliente, consiguiendo su plena satisfacción.

Existen unas normas básicas sacadas del Protocolo en Hostelería:

• La bebida va primero. No se debe servir comida antes de poner algún tipo de bebida al cliente.
• Esta se sirve siempre por la derecha del comensal.
• El pan se coloca a la izquierda lo más cercano al plato, sobre todo si está puesto antes de que los invitados se sienten a la mesa, para evitar la duda de no saber cuál se puede coger.
• El profesional no debe cruzar el brazo por delante del comensal una vez que está sentado a la mesa, si tiene que colocar los cubiertos. Lo hará poniendo a la derecha las cucharas y cuchillos y por la izquierda los tenedores.
• Lo mejor para transportar la vajilla es usar una bandeja, pero no introducir los dedos dentro, ni tocar los bordes de vasos o copas, en la colocación y retirada de los mismos.
• Usar una mesa auxiliar con ruedas para llevar y traer cosas y no las mesas anexas.
• Los alimentos nunca se tocan con los dedos y si algo cae de un plato, se retira y se sirve un nuevo plato.
Lo que cae de la mesa (vajilla, cristal, comida...) se retira y no vuelve a ella, sustituyéndose por un elemento nuevo.

Cómo debe servir la mesa un camarero

Tenemos tres formas de servir la mesa en hostelería:

A la inglesa: En la propia mesa el jefe de mesa o un camarero sirve las raciones a los clientes. Para ello emplea sus propios cubiertos trinchando, cortando y distribuyendo la comida en raciones iguales a los distintos comensales.
A la francesa: Se sirven todos los platos de una comida en el mismo instante en la mesa de los comensales. Se muestran a los clientes los ingredientes y elementos de los platos y estos pueden elegir las raciones que se servirán siempre por la izquierda.
A la rusa: El jefe de cocina prepara las piezas de alimentos decoradas y se llevan a la mesa de los clientes en carritos. Una vez allí, un camarero (trinchador) corta las viandas a la vista del cliente. Muchas veces este servicio se combina con el llamado a la inglesa, procediéndose de esta forma tras haberse cortado las piezas.
Servicio de emplatado o directo: También llamado “a la americana”. La comida se emplata en la cocina y sale de allí directamente a la mesa del cliente. Se sirve por la derecha. Es muy utilizado por su rapidez y ahorro en personal y costes.

Catering Navarra ofrece sus servicios para todo tipo de eventos desde su dilatada experiencia, con productos de calidad llevando hasta donde usted nos diga nuestros profesionales. Póngase en contacto con nosotros y resolveremos todas sus dudas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE