Logotipo Amantel Catering
Consulta on-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cómo preparar una cena de picoteo

A veces una reunión informal puede acabar tarde y se plantea la idea de comer algo que no sea muy elaborado, a lo mejor porque al día siguiente hay que trabajar o porque simplemente apetece. En estos casos una cena de picoteo es una gran solución.

Una buena tarde, una reunión con amigos relajada y divertida, una quedada para ver un acontecimiento deportivo (fútbol, baloncesto, olimpiadas...), cualquier excusa es buena para montar una bonita cena de picoteo.
Cómo preparar una cena de picoteo
Disponer de algún paté, unos sándwiches, anchoas, guindillas piparras, ensalada de cangrejo, atún, fiambres, quesos, embutidos, jamón, salmón y tantos otros ingredientes nos pueden proporcionar un excelente menú para pasar una noche.

Por supuesto que se pueden conseguir elaboraciones más exclusivas cocinando, por ejemplo, una ensaladilla rusa a la cual se le pueden añadir unas gambas, hojaldre relleno salado, huevos rellenos de atún.

También caben las raciones calientes como unas quesadillas mexicanas y partiéndolas en trozos para compartir, canelones de carne o pescado, raviolis, calamares a la andaluza.

No hay que olvidar algún dulce para el final, como unos profiteroles, rocas de chocolate con frutos secos, helado o algunos pastelitos de confitería.

Cenar de picoteo con amigos de manera fácil

Una reunión de amigos es ideal para montar una cena informal, porque además de la comida y bebida el ambiente es el mejor. Se puede conseguir comer algo riquísimo sin necesidad de complicarse mucho la vida a base de:

  • Tartar de aguacate y atún.
  • Tablas de quesos o embutidos.
  • Jamón con pan con tomate, una ventresca de atún.
  • Pimientos rellenos.
  • Patatas fritas con kétchup, mayonesa o mostaza.

Algo caliente como:

  • Alitas de pollo con salsa barbacoa.
  • Aros de cebolla caseros.
  • Croquetas de jamón o de atún.
  • Mejillones tigre o al vapor acompañados de alguna salsa picante o mojo.

Unos postres para acabar la velada, como las natillas caseras, flan, helado, buñuelos de crema... y así podríamos enumerar mil.

No os olvidéis de que Catering Navarra puede montar una cena de picoteo y que podéis elegir dentro de sus menús los platos, pinchos y tapas que más os gusten para ese momento especial.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE