Logotipo Amantel Catering
Consulta on-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cómo elaborar un buen menú para tu catering

Elaborar un buen menú para el catering es una cuestión muy delicada ya que el éxito del evento depende, en gran medida, de cómo esté construido según el público asistente y el tipo de acontecimiento que se celebre.

Un servicio de catering se puede contratar para diversas ocasiones, como un almuerzo de trabajo, un brunch, algún evento social, una comida familiar, una conferencia, etc.
Elaborar un buen menú de catering

Es preciso que el cliente se reúna con el gerente de la empresa de catering para planificar los menús de acuerdo con el tipo de acontecimiento que se celebrará y el presupuesto existente.

Este último punto es muy importante porque a veces con presupuestos más bajos se consiguen grandes éxitos simplemente distribuyendo el dinero de una forma racional.

El número de asistentes al evento es otra de las cuestiones que deben tomarse en cuenta a fin de que tanto las raciones de comida como las bebidas que se sirvan sea el adecuado, sin que sobren ni falten.

Las cancelaciones de última hora pueden provocar un desfase entre la cantidad contratada y los comensales invitados, por lo que es preciso asegurarse del número de personas que tomarán parte en el acontecimiento programado, requiriendo una confirmación de asistencia.

Elaborar un buen menú para un evento requiere tener en cuenta a los invitados y sus particularidades a la hora de sentarse a comer.

Pueden darse casos de intolerancia a la lactosa, celiaquía, veganos o personas que, por su ascendencia cultural, no pueden tomar determinados alimentos.

Por lo tanto, contar con una empresa de catering que pueda salvar estas contingencias incluyendo menús especiales es una importante baza para el éxito final.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un menú para el catering

Ya hemos hablado de la importancia de saber qué tipo de servicio de catering y el presupuesto con el que se cuenta para tener éxito a la hora de organizar un evento en el que la comida y bebida son fundamentales.

Otra cosa necesaria es conocer el local en el cual se va a organizar todo e indicar qué decoración, servicio de cristalería y cubertería será preciso utilizar para el evento gastronómico.

Se debe hablar con el gestor de la empresa de catering sobre la posibilidad de ser flexibles con el menú; buscar platos que estén de actualidad, así como el tipo de bebidas, cocktails o refrescos para triunfar en la organización del acto.

A la hora de firmar el contrato entre el cliente y el planificador del catering es necesario concretar todos los aspectos que influyen en que todo salga bien, como los alimentos que se servirán, las porciones, servicios que se especifican, camareros, cocineros (si fueran necesarios), etc.

Incluso cabe la posibilidad de demandar un menú de degustación anterior al del evento para comprobar la calidad de los productos que se van a servir y poder dar opiniones sobre lo que se va a ofrecer durante el acto.

Tipos de menús para catering

El menú para el catering que se va a servir dependerá del tipo de evento que sea; si se trata de una boda o acontecimiento social no será el mismo que si es para una reunión de trabajo o un desayuno de empresa.

  • Desayuno y cofee break. Suele acompañar a los actos corporativos y de empresa, al comienzo de la jornada laboral. Un menú que aporte vitaminas y cosas ricas. Una buena bollería (croissants, suizos, etc.), zumos variados, infusiones, café, leche, bocatines, sandwiches, etc.
  • Catering tipo buffet. Es una forma de comer y beber relajada. Durante el tiempo que dure el acto cada invitado puede servirse las porciones de alimentos de las mesas, sin mucha formalidad, pero con una enorme variedad. Canapés, tortillas variadas, quiches, brochetas, etc y las bebidas en las que cabe el vino, refrescos, cava, cocktails...
  • Brunch. Que suele aplicarse a actos empresariales, aunque no sea exclusivo de ellos. Es una especie de fusión entre breakfast y lunch (desayuno y almuerzo) y la hora en la que se sirve puede variar, así como su duración. (Entre las 11 de la mañana y las 2 ó 3 de la tarde).
  • El menú resulta de lo más variopinto con salado y dulce; huevos revueltos, salchichas, bacon, jamón, embutidos a los que cabe añadir, tartas, bollería, etc. Como bebidas se pueden encontrar cafés, zumos, batidos e incluso cocktails como el Bloody Mary, por ejemplo.
  • Cocktail. Puede sustituir al almuerzo o la cena y también se puede servir como aperitivo anterior a ellos. Incluye pinchos, bebidas diversas, etc.
  • Almuerzos o cenas. Con aperitivos, entrantes, un plato principal y postres. Se suele servir por camareros y acompaña una decoración para las mesas.
  • Bodas, bautizos, acontecimientos sociales. Aquí podemos encontrar propuestas de menús según precio que pueden variar según el tipo de cliente y resultan flexibles para satisfacer los gustos de los anfitriones e invitados.


Catering Navarra es una empresa que ofrece todas las posibilidades para satisfacer la demanda de nuestros clientes. Podemos adaptarnos a todo tipo de presupuestos; asesoramos y acordamos el tipo de menú que usted desee.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE