Logotipo Amantel Catering
Consulta on-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Catering para una fiesta de verano en Navarra

Llegamos al calorcito y apetece más la diversión y el aire libre. Las veladas son más largas porque gusta estar, aunque el sol se ponga, tomando algo con algún pincho entre amigos y familia. ¿Por qué no organizar un catering para fiestas de verano?

En Navarra con un clima influido por su situación (el mar a unos cuantos kilómetros, el calor que ofrece el continental y la presencia de los Pirineos) consigue que el verano sea una temporada perfecta para salir y disfrutar, sobre todo al atardecer.
Catering para una fiesta de verano en Navarra

Antes de que todo el mundo desaparezca en la diáspora vacacional a muchas personas les gusta reunirse para celebrar la llegada del buen tiempo, los días con más luz, las noches cortas, celebrar la unión familiar y la amistad mantenida durante años.

Hacer una fiesta veraniega es agradable y divertido porque se suele aprovechar el buen tiempo para organizarla al aire libre, en una finca privada, en el jardín de casa, etc.

Y en toda fiesta lo que no falta seguro son unos buenos platos y bebidas de todo tipo para satisfacer todos los paladares.

Los menús son refrescantes y ligeros porque apetecen cosas distintas a las que se cocinan en invierno; aparecen más las verduras y frutas de temporada y la comida se elabora de forma sencilla, pero con la misma dedicación para que el comensal disfrute con todos los sentidos.

Elige el lugar perfecto para tu catering de verano

Elegir el ambiente adecuado para estas situaciones es el primer paso para el éxito del evento, sea la hora que sea, de día, de noche o al atardecer.

Un sitio que cuenta con carpas abiertas, jardines, plantas y árboles o simplemente, el jardín de casa puede convertirse en lugares paradisíacos en los que reunirse para pasarlo bien, hablar, comer y beber sea la puerta del edén.

Para ello una empresa de catering sabe cómo ha de organizarlo todo:

  • Aprovechar el espacio disponible para decorarlo al máximo con flores y otros recursos que dan frescura al ambiente.
  • Conseguir que haya lugares más frescos para quienes prefieran estar refrigerados o a su amparo en el caso de que se desate una tormenta.
  • Instalar neveras que protejan los alimentos evitando insectos, mesas de jardín, sillas, cubiertos, cristalería y demás aditamentos que hagan del acontecimiento algo agradable de donde uno no se querría ir.

Y todo ello de forma natural, informal, para que el público no sienta que debe acudir de etiqueta; se trata de pasarlo bien sin convencionalismos sociales.

Platos para catering de verano

Sin duda aquellos menús que sean ligeros, con los matices de la cocina de verano, platos originales con el toque de la estación del año, serán los que van a triunfar en estas ocasiones.

Unos entrantes en los que estén presentes cremas frías, gazpachos (no solo el tradicional, el ajo blanco, salmorrejo, de cereza, etc.), mousses de calabacines, de berenjena o garbanzos triunfarán seguro.

Las ensaladas de todo tipo que mezclan todos los ingredientes que conocemos, lechugas, verduras como los canónigos, atún, tomate, huevo duro, frutas y hortalizas no deben faltar, disponiéndolas en forma de buffet para que el colorido destaque y el público las aprecie.

Si queremos un plato fuerte para el catering, no tiene por qué ser consistente como los guisos y potajes del invierno.

Pescados, mariscos, pollo, pavo, brochetas... forman una materia prima para organizar un catering exquisito y sabroso.

El sushi y otros manjares de la cocina japonesa también aseguran el éxito de la fiesta de verano.

Todo bien conservado para evitar cualquier problema de salud posterior para los asistentes.

De postre, tenemos en verano frutas excelentes con sabor y color. El melón, sandía, melocotón, cereza, mango y todo el repertorio frutícola para combinar en la tradicional macedonia o en otras recetas más innovadoras.

Pero no debemos olvidar los helados que pueden hacer buena pareja con la fruta potenciando su sabor.

En cuanto a las bebidas, no debe faltar el agua fría, junto con refrescos variados, zumos naturales y lo que lleve alcohol, como cervezas, vinos blancos, de aguja, cócteles con y sin alcohol, sangrías de sabores distintos, cava, etc.

Todo ello presentado con el gusto siempre exquisito de Catering Navarra, a vuestro lado para cualquier evento de verano.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE