Logotipo Amantel Catering
Consulta on-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Catering para reuniones empresariales en Zaragoza

En las empresas el ritmo de trabajo suele ser frenético. Los negocios se desarrollan a velocidad de vértigo y es preciso tomar decisiones, cientos de ellas, a lo largo de las jornadas laborales y, sobre todo, que sean adecuadas, porque casi todas suponen dinero.
Catering para reuniones empresariales en Zaragoza
Pero este estrés que conlleva todo el esfuerzo que se invierte en el trabajo, puede canalizarse en ciertas ocasiones cuando se producen reuniones para exponer ideas, presentaciones, con otras agencias... mediante un catering como algo más informal.

Ocasiones en las que los trabajadores se sientan en la mesa de una sala para discutir y tomar notas sobre alguna planificación de tareas mientras se degusta un coffee break con sus cafés, tés, zumos, bollería selecta, croissants, etc. y de un catering para reuniones empresariales en vez de tener que ir a la máquina a sacar el típico descafeinado con sacarina y una barrita de cualquier cosa.

Este tipo de desayunos pueden ser el típico continental o el americano, incluyendo huevos revueltos, algún fiambre y embutido, aunque a veces es preferible que sea más ligero para que no interfiera demasiado en la planificación de la reunión.

También es posible que en vez de hacer un desayuno de trabajo entre las 8 y las 10 de la mañana, se planifique todo para que se produzca más adelante por cuestiones laborales.

Otra forma de catering para empresas: El Brunch

Entonces la empresa de catering para reuniones de negocios puede preparar lo que se llama brunch, que no es ni desayuno, ni comida.

Proviene de lo que en inglés sería breakfast + lunch y es una forma de recuperar energía mientras se trabaja. Suelen servirse a media mañana, entre el mediodía y la sobremesa y es para momentos en que los equipos exponen planes de trabajo y mano de obra.

En este tipo de catering se mezclan platos de desayuno con otros propios de la comida como, por ejemplo:

• Canapés y pequeñas porciones de quiches.
• Sándwiches diversos.
• Empanadillas.
• Croquetas.
• Tortilla de patatas.
• Bollería.
• Fruta.
• Fiambres, embutidos...
Y las bebidas que al tratarse de un sitio de trabajo son sin alcohol:
• Zumos variados.
• Tés.
• Refrescos.
• Chocolate.
• Cafés.

Por supuesto todo esto es adaptable al cliente y siempre se está abierto a sugerencias para llegar a un acuerdo con el asesoramiento de las empresas de catering. (Se pueden incluir huevos en sus múltiples variedades, ensaladas, otros platos ligeros...).

Los empleados se relajan mientras trabajan y reponen energías de cara al final de la jornada laboral.

Zaragoza es una ciudad de congresos y un nudo perfecto de comunicaciones en la que las empresas se encuentran y cierran negocios constantemente.

Existen muchos edificios de oficinas en los que se producen convenciones, simposios, negocios...

El catering para reuniones empresariales en Zaragoza se emplea mucho debido a las múltiples compañías que cierran aquí sus negocios. Lo suelen hacer mediante un brunch que sirve como una pequeña celebración a la hora de firmar los contratos que sirven de inicio a una próspera relación laboral.

Desayunos de trabajo

El desayuno en el ambiente laboral tradicionalmente se realiza a una hora intermedia y consiste en que los empleados bajan al bar más cercano a la empresa a tomar el café o el pincho de tortilla o bien, si lo hay, van al office instalado en el mismo entorno laboral y sacan lo que quieren de las máquinas de vending instaladas al efecto.

Un catering para desayunos de trabajo suele hacerse cuando existe un motivo, como hemos dicho más arriba, y ayuda a fomentar las relaciones laborales además de relajar el ambiente en el caso de tener que presentar algún tipo de planificación o idea de porvenir del negocio.

También existen otros momentos para montar un desayuno de trabajo mediante una empresa de catering.

La jubilación de un empleado es un buen motivo para celebrarlo, unas fechas señaladas como la navidad o la llegada de periodos vacacionales, como la entrada en el verano o la semana santa, pueden ser buenas excusas para hacer un agradable desayuno de trabajo o un brunch y dejarlo todo en manos de profesionales como una empresa de catering para que se ocupen de todo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE