Logotipo Amantel Catering
Consulta on-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Catering para comuniones en Navarra

La primera comunión es un acontecimiento único y el más importante en la vida de un niño. Ese día todo debe salir perfecto como bien quiere la familia. Un buen catering para comuniones es una valiosa ayuda para todos, invitados y anfitriones quienes pueden divertirse dejando lo demás en manos de profesionales.
Catering para comuniones en Navarra

Navarra dispone de muchos espacios para celebrar comuniones, tanto restaurantes, como fincas, carpas y lugares donde un buen catering hace milagros en esa fecha tan importante para los niños, especialmente.

En otras ocasiones la propia familia posee un chalet o adosado con un jardín suficiente para la celebración y entonces la empresa de catering aprovecha esos elementos para organizarlo todo, en un lugar más cómodo para ese evento por su familiaridad.

Con el buen tiempo hacer un catering para comuniones en estancias abiertas, con superficie al aire libre para que los niños puedan jugar, es una opción que cada vez, más familias buscan.

Además, la climatología en la Comunidad Foral empieza a ser más benévola y eso ayuda a celebrar un catering para comuniones en Navarra en recintos al aire libre y con carpas acordes para un día tan especial.

Platos para catering en comuniones

La variedad de platos que existen para celebrar una primera comunión es inmensa; hay que añadir la particularidad de esta fiesta en la que suelen acudir muchos niños al ser primos, compañeros y amigos del comulgante.

Esto de los pequeños es de particular importancia porque a consecuencia de ello los menús especiales para ellos suelen ser más habituales que en otros eventos y es necesario ser muy cuidadoso para que coman lo que deben.

Dependiendo de la hora a la que se celebre el acto el menú puede variar. Si es durante la mañana se puede preparar una comida deliciosa, con canapés, aperitivo y después un plato de refuerzo.

Si resulta que al final la comunión es por la tarde, una merienda especial con los invitados sirviéndose de los diferentes platos del menú repartidos por las mesas es una gran idea.

Acompañar la celebración con un profesional de la cocina que vaya realizando platitos calientes, un cortador de jamón o un barman para poner bebidas y cócteles es una idea brillante que da más categoría al evento.

Los pequeños es posible que necesiten un menú especial con platos sencillos, pero bien hechos, naturales, que les proporcionen los nutrientes apropiados, pero que les gusten y disfruten de esa comida.

También hay que poner atención en la tarta de comunión, pensar en que hay pequeños y elegir cuidadosamente sus ingredientes y sabor. Añadir gominolas en recipientes aparte es una magnífica aportación porque, a decir verdad, hasta a los mayores nos gustan, por lo tanto, no está mal excederse en el número de raciones.

La decoración es importante, sobre todo para el protagonista: el comulgante. Se puede personalizar el ambiente con posters, imágenes, muñecos... de sus series favoritas, personajes de dibujos animados o con una temática basada en el mundo del deporte que más le guste.

Platos ideales para los niños

Ya hemos hablado a grandes rasgos de los menús especiales para una primera comunión. Una empresa de catering para comuniones tiene mucha experiencia a la hora de cocinar y servir unos platos buenos, sanos y divertidos para los niños.

Las croquetas, rodajas de calamares fritos, pollo, pasta, filetes de lomo, etc. Todo acompañado de unas patatas fritas o tomate son platos seguros en los que cabe tanto la alimentación como pasarlo bien ante la mesa o los platos.

La tarta es más complicada para ellos debido a que ya han pasado el tiempo preciso sentados y lo que quieren es salir disparados a jugar en pandilla.

De ahí la importancia de una tarta que les llame la atención por su presentación y el sabor.

Para presentar la tarta se puede personalizar con imágenes del pequeño que se imprimen en una oblea comestible recubriendo todo el pastel. Este es un buen reclamo para que el comulgante venga a cortar la tarta sin necesidad de llamarlo veinte veces como consecuencia de que ya se ha levantado de la mesa y está jugando con sus amigos.

Decorar el pastel con personajes en fondant de los héroes que se ven en los cines o de equipos de su deporte preferido le da un toque de importancia que también le maravilla.

Poner una mesa como puesto de chuches es otro detalle que les encanta, y no solo a los pequeños; seguro que vemos la mano de más de un mayor recogiendo unas cuantas para llevárselas a la boca más o menos a escondidas.
Otro día hablaremos de la decoración del sitio en el que se celebre la comunión y otros aspectos muy importantes para nuestro héroe.

Catering Navarra ofrece platos y menús variados para comuniones con una estupenda selección para niños y mayores. Seguro que nos adaptamos a su presupuesto. Consúltenos y le asesoraremos convenientemente.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE